Al comenzar una nueva vida junto a tu pareja debes cuidar cada detalle de su nuevo hogar. Por lo que a continuación te contaremos lo que no debes dejar pasar.

 

Cuando eres joven y piensas en el futuro, lo único que tienes en mente es comprar una casa lo suficientemente grande para formar una familia, en un lugar donde las escuelas, los lugares de recreación y hasta tu trabajo se encuentren cerca para tener todo a la mano.

 

Incluso consideras la posibilidad de mudarte de ciudad por gusto o por alguna oferta de trabajo. Cualquiera que sea la razón, llegó el momento de planear una nueva etapa; y aquí te damos algunos tips para que te aventures sin arriesgarte.

 

La emoción de comenzar desde cero a lado de la persona que amas no se compara con nada, pues poco a poco están haciendo realidad los planes y sueños que tienen en común; Así que al tomar la decisión de invertir en una casa deben ser muy conscientes y pensar a largo plazo: pláticas sobre la planificación de su familia, cuántos hijos desean tener, si desean viajar antes de convertirse en padres, en fin, todo lo relacionado con una vida en pareja para saber el tamaño y la ubicación de su nuevo hogar.

 

Una opción por la que te puedes inclinar es cambiar de municipio o ciudad, para tener tus puntos de interés al alcance. Si ya están seguros de esto, programa una visita de por lo menos un fin de semana para conocer mejor la zona. Haz una investigación de los mejores fraccionamientos para que te brinden un panorama más amplio de los que se puedan acoplar a tu estilo de vida. Recorre sus calles y empápate de la cotidianeidad del lugar para que te asegures de que será el lugar en el que deseas formar una familia y pasar los mejores años de tu vida.

 

Muy probablemente podrás adquirir el inmueble que te interesa con un crédito hipotecario al que califiques. Contacta a un asesor inmobiliario de confianza para que te asesore y apoye con todo lo que tiene que ver con trámites y, especialmente, que pueda conseguirte el mejor crédito con los intereses más bajos.

 

Por último, toma en cuenta la inversión real que harás, pues el hecho de comenzar un nuevo capítulo de vida no significa que debas sobrepasar tu capacidad de pago y termines endeudado y sin la posibilidad de disfrutar esta etapa. Busca las mejores opciones: el fraccionamiento con más plusvalía y los intereses más bajos para que disfrutes tu matrimonio plenamente, así, cuando lleguen los hijos, estará completamente formado.

 

www.vidusa.com

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

A partir de este 2020, podrás unir tu Infonavit con quien quieras.