El hogar debe ser un lugar tranquilo, acogedor y armonioso para nuestra mente y cuerpo al que podamos llegar después de una jornada laboral para descansar y quitarse el estrés del día a día. Sin embargo, el desorden puede llegar a impedir este objetivo. Puede no solo impedir un descanso óptimo, sino aumentar la carga de estrés en algunas personas e incluso provocar ansiedad. Ambos factores que a la larga terminan por afectar el bienestar, la salud y la calidad de vida de no solo una persona, también de la familia completa.

Lo bueno es que mantener orden en nuestras casas no es una meta totalmente complicada, siguiendo ciertos pasos podemos lograr tener orden en nuestras vidas y en nuestras mentes.

Definir prioridades; Considera lo que se busca que ese espacio cumpla, si debe de estimular o de relajar a la persona y define las actividades específicas que se busca que el hogar apoye, como cocinar, hacer ejercicio, escribir, entretener, leer o jugar, por ejemplo.

Empieza con lo sencillo; El principal causante del desorden es el acúmulo de objetos. Para muchas personas es difícil deshacerse de ellos por recuerdos o sentimientos de apego. Antes de comenzar a mover o tirar cosas, es recomendable que se defina que se va y que se queda. 

Decidir qué objetos tirar y cuáles guardar puede causar estrés en algunas personas, para evitarlo, se recomienda empezar a deshacerse de los objetos que menos conflicto causen, es decir, aquellos que de verdad ya no son de utilidad; como una envoltura de dulce de su primera cita. Una vez que estos objetos ya no estén a la vista y el espacio esté un poco más despejado, probablemente se tendrá una mejor idea sobre qué hacer con las cosas más difíciles.

Descanso visual; En el caso de que se coleccione algún objeto en particular, es importante agrupar esos objetos para obtener el máximo impacto. En lugar de tenerlos por toda la casa, se deben colocar en un solo lugar, hacerlo creará una configuración que le permitirá a la vista y a usted descansar y evitará sentir ansiedad.

Agrupar objetos según sus funciones; cuando guardes cosas, guardalas en donde se usan habitualmente y en el mismo cajón, hacerlo hará que las tareas diarias sean un poco más sencillas.

Objetos de uso diario; finalmente, para todos aquellos objetos de uso diario, como carteras, bolsos, llaves, así como aquellos que suelen llegar a casa, paquetes, recibos, y otros, es recomendable crear un espacio cercano a la puerta. Evitando que se pierdan por el resto de la casa, y tengan también, un lugar designado.

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¡Tendencias de decoración para este 2022!