El Día de Muertos es una celebración tradicional mexicana, que se celebra cada 1 y 2  de noviembre. En esos días festejamos a aquellos seres queridos que han partido de este mundo. Ahora bien, el Altar de Muertos es algo que representa a esta celebración y cuyo principal objetivo es hacer una ofrenda. Dichas ofrendas son adornadas con flores de cempasúchil, velas de colores, la comida que le gustaba al difunto, entre otros artículos y decoraciones. Sin embargo, hay varios elementos que simplemente no te pueden faltar en tu altar. Recuerda que cada elemento tiene su razón de ser. El día de hoy te compartiremos una sencilla guía para que pongas un altar de muertos tradicional en tu hogar.

 

  1. Define los niveles

Cada nivel representa algo. Los altares pueden ser de dos, tres o siete niveles. El altar de 2 niveles representa la división del cielo y la tierra; el altar de 3 niveles representa el cielo, la tierra y el infierno; y el altar de 7 niveles básicamente son los escalones que representan los pecados capitales por los que tiene que pasar el alma para llegar a su descanso en paz. 

 

  1. Adorna tu altar 

Algo que no puede faltar en tu altar es el papel picado. Haz cadenas de papel en color anaranjado y morado, ya que esto representa la dualidad entre la vida y la muerte. Asimismo, coloca velas, veladoras o cirios, ya que estos representan la guía del alma para que regrese al mundo de los muertos, por lo que deberás colocarlos en en forma de cruz. También coloca sobre el altar objetos personales y preferidos del difunto, en el caso de niños, puedes colocar sus juguetes. 

 

  1. Prepara la comida que le gustaba al difunto

De igual manera, coloca sus bebidas favoritas, pueden ser desde bebidas alcohólicas hasta una taza de chocolate caliente. No olvides colocar los dulces de azúcar o chocolate, como las calaveritas, que más le gustaba al difunto. También coloca un pan de muertos, este servirá para consolarlo y darle la bienvenida. Asimismo, coloca un vaso lleno de agua para calmar la sed del difunto.

 

  1. Coloca flores y aromas

Haz un arco con flores de cempasúchil, ya que este representa la puerta de entrada al mundo de los muertos. Decora tu altar con flores, las más representativas son el cempasúchil, la nube y el amaranto. Ahora bien, para el aroma deberás conseguir hierbas de olor o incienso, ya que simbolizan la purificación del alma o los frutos de la tierra. 

 

  1. Pon tierra en el piso y ponle semillas 

Esto representa las bondades de la tierra y representa la idea cristiana de la frase, “polvo eres y en polvo te convertirás”. Si no tienes semillas, puedes utilizar frutos o especias. 

 

Ahí lo tienes, una sencilla guía para montar un Altar de Muertos este 1 y 2 de noviembre. Sigamos celebrando nuestras tradiciones con orgullo y rindamos homenaje a los que ya no están con nosotros.

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

5 mascotas que puedes tener en casa si no eres de perros y gatos