Hoy en día existen muchos estilos decorativos para el hogar, y además van variando en función de la época y las distintas tendencias del momento. Es por ello que a continuación te compartimos los estilos más populares para que te animes a inclinarte por uno para tu hogar:

 

Estilo Clásico

La decoración del estilo clásico es el conjunto de las ideas y conceptos que durante siglos se han asociado al ideal de belleza. Hoy en día es muy común mezclar este estilo con las tendencias decorativas actuales, dando lugar a espacios con una decoración clásica renovada de estética actual pero cargada de historia.

 

Estilo Contemporáneo

Este es un estilo muy actual, que resulta de la evolución de los estilos tradicionales, y que recoge las más diversas tendencias del momento en el ámbito de la decoración. En general, estos ambientes son un reflejo del aquí y ahora, con piezas de líneas simples y depuradas, en los que se apuesta por la mezcla de materiales y donde los espacios suelen ser amplios y muy funcionales. 

 

Estilo Rústico

Se trata de un estilo campestre, el que predomina en entornos rurales y que persigue la creación de ambientes relajados, cálidos y acogedores y con una estrecha relación con la naturaleza. Los colores predominantes son los tonos cálidos y se opta por un ambiente de carácter informal y confortable que invite al recogimiento y a la vida en familia o con amigos.

 

Estilo Retro

El estilo retro, como su propio nombre indica, es aquel que se inspira en estilos decorativos de décadas pasadas, buscando recrear el gusto y diseño de la época correspondiente para crear espacios que nos permitan tener la ilusión de retroceder en el tiempo. Para ello, no necesariamente las piezas a usar tienen que pertenecer a ese periodo sino que pueden ser de manufactura moderna y mezclarse con otras piezas antiguas procedentes de aquellos años.

Estilo Loft

El estilo loft tiene su origen en los años 50, cuando los estudiantes y artistas neoyorquinos sin capacidad económica para asumir los elevados precios para comprar o alquilar una vivienda en la ciudad, empezaron a habilitar locales destinados a oficinas y locales, para después convertirlos en espacios en los que se podía vivir y trabajar a un precio mucho más económico.

Espacios llenos de mucha luz, techos altos e instalaciones a la vista son sus señas de identidad y las claves de su éxito para seguir siendo hoy en día uno de los estilos decorativos más atractivos y demandados.

 

Estilo Minimalista

Aunque parezca increíble, este es uno de los estilos más difíciles de conseguir, pues se basa principalmente en contar con los elementos justos e imprescindibles en los espacios, sin que éstos se vean demasiado escasos y siempre conserven un orden y armonía. Esa inclinación del estilo minimalista por reducir a lo esencial produce espacios sobrios y austeros donde destacan los colores neutros como el blanco, negro y gris, así como también predominan las texturas y superficies lisas.

 

Estilo Glam

Completamente opuesto al minimalista, el estilo glam es un estilo lujoso, elegante y sofisticado, que incluso a veces puede llegar a la extravagancia y en el que el lema “más es más” es la consigna a seguir. Para ello, no se escatima en el uso de materiales ostentoso como el cristal, aluminio, con superficies lacadas o de espejo. En este estilo abundan los colores blancos, negros, fucsia, rosas e incluso azules que se combina con plateados y dorados por doquier y donde la iluminación es clave,  con lámparas que destacan por su forma y tamaño y que se convierten en el punto focal de toda decoración de estilo glam que se precie.

 

Como ves, son muchos los estilos y subestilos en decoración y podríamos seguir enumerando, pero nos hemos limitado a los más comunes para no extendernos demasiado. Así que ahora que ya conoces los principales, tú tienes la última palabra para decorar tu hogar.

0 shares
Previous Post

Razones para vivir en Apodaca

Next Post

Protege tu casa estas vacaciones de verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Protege tu casa estas vacaciones de verano