La llegada de la pandemia pausó la vida y los planes de todos, interrumpiéndolos y poniéndolos en un receso que no sabríamos qué tan temporal sería. Durante el año, hemos podido salir adelante y poco a poco se han ido retomando las actividades y planes que antes fueron detenidos, comenzaron a reactivarse las económicas y a recuperarse la estabilidad financiera, lo cual genera seguridad al momento de tratar de comprar o de invertir en una casa. 

 

A continuación te mostramos las razones por las que deberías de considerar invertir si lo tenías pensado justo antes de que comenzara la pandemia o incluso ahora. 

Hay estabilidad en precios de inmuebles

Debido al paro de la economía en el 2020, durante el 2021 se han mantenido unos precios estables en el mundo de la inversión, compra, o venta de inmuebles. Así que es una buena oportunidad para decidirte a hacer dicha compra si es que lo tenías considerado antes de la pandemia.

Facilidades para obtener créditos hipotecarios de bancos

Por la crisis económica que muchos han sufrido en el 2020, distintos bancos dentro de México, se han vuelto más flexibles para otorgar créditos hipotecarios. Si estás considerando obtener un crédito es el momento, investiga la mejor opción para ti y comienza a planear la compra de tu hogar. 

 

Comprar bienes raíces en tiempo de crisis es favorable para tus inversiones

 

Difícilmente una casa pierde su valor, por ello invertir en bienes raíces siempre es seguro aunque no le des un uso inmediato a dicho inmueble. Incluso puedes subir su valor al hacer reparaciones y mejorar la calidad de la vivienda. 

 

Las razones por las cuales vale la pena invertir en estos momentos no cambian mucho a años anteriores, pero es importante ver las oportunidades y aprovecharlas cuando sea posible. Si, es una ventaja muy grande el aun poder contar con los costos del año anterior y así lograr con mayor facilidad ser dueño de un inmueble.

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Mitos y errores comunes antes de comprar una casa por primera vez