Trabajar en casa no significa que tengas que olvidarte de un ambiente profesional o productivo. Aunque pueda parecer un reto, para separar la oficina en casa del resto del área habitable, sólo se necesita darle al asunto un poco de tiempo, reflexión, y creatividad. Sigue estos pasos fáciles para transformar tu oficina en casa en un espacio de trabajo agradable, eficiente y organizado.

  1. Encuentra el lugar perfecto. Para mantener la oficina en casa organizada es necesario elegir un lugar adecuado y apartado para que tenga el único propósito de ser tu oficina en casa. No será efectivo si eliges un espacio compartido como la mesa de la cocina o el escritorio de tu hijo mientras está en la escuela. En lugar de andar como “nómada” por la casa en búsqueda del lugar perfecto, selecciona un espacio que no estorbe el camino del tráfico de los peatones, donde el ruido u otras fuentes de interferencia no afecten, y que pueda ser la base de tu oficina en casa. Compra una mesa o un escritorio (dependiendo de tus necesidades) que pueda ser usado solo para las tareas del trabajo.
  2. Revisa que todo esté ergonómicamente adecuado para ti. Es fácil sentirse abatido y empezar a hacer un desastre cuando el lugar de trabajo no es cómodo. Una silla que no haga que tus piernas se sientan amortiguadas o una mesa que simplemente no tenga el espacio que necesitas, pronto hará que te alejes de allí para buscar otras partes de la casa dónde trabajar y para mejorar tu nivel de comodidad.
  3. Quita las cosas que no necesites. El desorden hará que te sea imposible organizar tu oficina en casa.
  4. Acomoda los cables. Es posible que hayas notado que los alambres enredados bajo tu escritorio son buenos para tres cosas: atrapar polvo, hacerte ver desorganizado, y para enganchar tus pies, ocasionalmente jalando algo en el proceso.
  5. Asegúrate de tener la iluminación adecuada. Una oficina en casa necesita buena iluminación para ayudar a ver adecuadamente a toda hora del día.
  6. Usa estantes para guardar libros. Si usas libros para tu trabajo, tendrás el espacio necesario si tienes estantes dentro o cerca del espacio de trabajo para tener acceso a ellos fácilmente en lugar de apilarlos en tu escritorio o en el piso. Trata de mantener los estantes limpios y ordenados todo el tiempo.

7. Arregla diariamente al final del día. Antes de terminar el día, limpia un poco. Una de las mejores maneras de mantener tu espacio de trabajo en casa ordenado y productivo es tomándote cinco minutos al final de cada día para arreglar tu escritorio.

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¿Cómo conseguir una hipoteca, si no tengo crédito INFONAVIT o FOVISSSTE?