Si no cuentas con las facilidades para acceder a una vivienda que instituciones como INFONAVIT o FOVISSSTE ofrecen, puedes valerte de otras alternativas, como la renta con opción a compra, o trabajar en un esquema de ahorro. Pero si quieres más opciones de hipoteca, consulta la siguiente información que tenemos para ti.

¿A dónde acudir?

La sociedad Hipotecaria Federal (SHF) ofrece “Crediferente”, un programa que puede ir de 5 a 25 años, que solicita un enganche del 10% de la vivienda, con la posibilidad de prestar hasta $837,941.00 pesos. Y al ser solo un intermediario, el producto es ofrecido por:

  • Casa Mexicana
  • LI Financiera
  • Patrimonio Hipotecario
  • Santander
  • MetroFinanciera
  • ING Hipotecaria

Además, está la opción que te ofrece de la mano de Bansefi con el programa “AhorraSIF” que funciona con el esquema de ahorro previo y actúa como intermediario financiero. Se dirige a personas que cuenten con al menos 5 salarios mínimos (puede incluir el del cónyuge) y el préstamo va de 50 mil a 500 mil UDIS.

Si además de todo te es imposible comprobar ingresos, BBVA Bancomer ofrece el programa “Ahorra y Estrena” diseñado para establecer un antecedente de comportamiento de pago y así poder acceder al crédito. Algunas de sus características son:

  • El tiempo de ahorro va de 6 a 18 meses.
  • No puede retirarse el dinero depositado.
  • El ahorro puede destinarse al pago del enganche o a los costos de apertura del crédito.
  • Puedes adquirir viviendas con valor de 180 mil hasta 1 millón de pesos.

Finalmente la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) apoya con el programa “Esta es tu casa” para personas con bajos ingresos. Solo se tiene que cumplir con las siguientes características:

  • Ganar menos de 5 veces el salario mínimo.
  • No haber recibido subsidio federal para vivienda.
  • Contar con CURP.
  • No tener otra propiedad.

¿Qué necesito?

Por otro lado, los requisitos básicos para que puedas acceder a algunos de los créditos hipotecarios que la banca te ofrece son:

  • Tener entre 18 y 64 años 11 meses.
  • Validar un ingreso neto mensual (de éste dependerá el préstamo que puedan llegar a darte).
  • Haber mantenido un buen historial crediticio (se analiza tu comportamiento como pagador para determinar si eres un buen candidato para la hipoteca).
  • Tener una calificación positiva en el buró de crédito (esto siempre te hará un cliente atractivo para todas las entidades financieras).
  • Contar con un capital inicial (los bancos solicitan entre un 10 y un 20% para la apertura de un crédito y su valuación)

Para que elijas la mejor de las opciones distingue las siguientes características de cada oferta:

  • Los años a los que se extenderá el crédito.
  • El porcentaje de apoyo que vas a requerir (máximo 90%).
  • Cómo se va a manejar la tasa de interés anual.
  • Cómo se cobrarán las mensualidades.
  • Qué ventajas tiene una tasa fija y una variable.
  • Cuál es el cobro de la comisión por apertura.
  • Cuál será el costo anual total.
0 shares
Previous Post

Consejos para organizar tu oficina en casa.

Next Post

7 Consejos para mantener tu casa ordenada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

7 Consejos para mantener tu casa ordenada