Los niños cambian nuestras vidas en más de una forma, no importa si eres padre o madre, tio o tia, abuelo o abuela, a partir de su llegada, tu vida ahora tiene que adaptarse a estas personitas llenas de energía que arrasan con todo a su alrededor, desde tu tiempo y energía hasta los espacios de tu hogar. 

 

Es común pensar que una vez que llegan niños a tu hogar tendrás que despedirte de paredes sin dibujos, salas limpias y suelos despejados de juguetes, pero esto no es necesariamente cierto; definitivamente toma tus precauciones en la cocina, pero aunque no lo parezco, sí es posible tener espacios lindos, funcionales, durables y al mismo tiempo Kid friendly. 

 

Cuando los niños llegan a tu vida tus pisos y muebles tarde o temprano se ensuciaran y posiblemente dañaran, pero no por ello tienes que sacrificar el estilo. Hay muchas opciones lindas y accesibles de muebles con acabados de calidad, telas resistentes al agua y manchas, alfombras de fibras densas, etc., las opciones son muchas y los estilos aunque no sean de vanguardia se ajustan a una vida cotidiana perfectamente. 

 

Otra opción, es contar con muebles que puedan moverse de lugar con facilidad. Si no cuentas con mucho espacio para designar un área específica para tus niños, tener la facilidad de mover tus muebles de lugar a tu antojo y cuando lo requieras es una gran forma de adaptarse a las etapas de juego de tus niños y la flexibilidad de reacomodar todo cuando sea necesario.

 

Tengas o no hijos, nunca está de más tener espacios extra donde poder guardar cosas. Selecciona con anticipación esta clase de muebles, taburetes huecos, gabinetes, cajones, cestas y canastos para guardar los objetos de tus hijos de manera ordenada. Te ayudará a mantener orden y limpieza más tiempo, garantizado. 

 

La llegada de los hijos cambia tu estilo de vida de la noche a la mañana, pero como lo mencionamos al principio, esto no tiene porque ser algo que te interrumpa de tener la casa de tus sueños. Aquí la importancia de planear a futuro una vez más se refleja en el hogar, cuida tus espacios y procura que duren tanto como tus recuerdos de tus hijos creciendo en la calidez de un hogar lleno de amor y no de gritos por ensuciar el tapete blanco afelpado con jugo de uva. 

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Proyectos DIY sencillos para hacer en casa