Sin duda, pasar tanto tiempo en casa ha dado pie a un sinfín de proyectos personales enriquecedores, como una limpieza profunda o un rediseño de tu hogar. Si ya te quedaste sin ideas, el día de hoy venimos a proponerte una diferente: un huerto en casa. Así es, leíste bien. Podrás cultivar tus propias verduras y hortalizas, y llevarlas a tu mesa después de haberlas cuidado con mimo y constancia durante meses. Una experiencia única que vale la pena vivir. Aquí te compartimos 5 pasos para crear tu propio huerto urbano. 

 

  1. Elige un lugar adecuado

Antes de ponerte manos a la obra, necesitas definir dónde estará tu huerto. ¿En el patio, en el balcón, en la cochera? Toma en cuenta que ese lugar debe tener acceso a luz solar. Y tampoco está de más que esté cerca de una toma de agua para que no te canses tanto cuando sea momento de regar. 

 

  1. Construye tu huerto con materiales reciclados

¿Tus habilidades de carpintería están en pañales? ¡No sufras! Utiliza cajoneras o armarios viejos, cajas de madera para transportar fruta o incluso tarimas. Solo recuerda que si son de madera, deberás forrar los cajones con bolsas de plástico antes de introducir la tierra. Ahora bien, puedes montar un huerto horizontal; es decir, con macetas colocadas una al lado de la otra o vertical; es decir, en distintos pisos. Esta última opción es perfecta si no tienes mucho espacio. 

 

  1. Elige la tierra 

¡No sufras! Tu mejor opción es la que encuentras en cualquier campo labrado. Sin embargo, si tiene mucha arena o arcilla, lo mejor es mezclarla con sustrato para plantas. Ahora bien, otra cosa que te puede servir es la composta elaborada de materia orgánica reciclada, ya que aporta los nutrientes necesarios para que las plantas crezcan sanas y fuertes. 

 

  1. Selecciona las semillas

La ilusión de ver qué vas a cultivar es maravillosa, pero hay que mantener los pies sobre la tierra y elegir plantas de temporada. Te recomendamos que combines varios tipos de plantas, pueden ser aromáticas o verduras y hortalizas, ya que se complementan con sus nutrientes y algunas de ellas repelen insectos, como la albahaca y el tomate. Recuerda que puedes utilizar el cartón de los huevos para hacer crecer las semillas. Solo necesitas algo de papel húmedo o tierra esponjosa. Después tendrás que transplantarlas a su lugar definitivo.

 

  1. ¡Cuídalo!

Recuerda que esto es un proceso. Tendrás que preparar la tierra, plantar la semilla, regarla, asegurarte que le dé el sol y tal vez colocar un poco de abono de vez en cuando. Son tus cuidados los que harán que tu huerto cobre vida. 

 

¿Listo para hacer tu propio huerto urbano? Cuéntanos cómo te va en este divertido proyecto en los comentarios. 

0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Conoce los bancos con las tasas de interés más bajas en créditos hipotecarios